jueves, 31 de julio de 2008

Los hombres de hoy


¿Qué les pasa a los hombres?, parece que están en una especie de nebulosa indecisión en sus sentimientos que no les deja avanzar en una relación. Tengo el caso de dos amigas, ambas simpáticas, muy inteligentes, talentosas, de buenos sentimientos, amigables y sinceras. Pero ambas con el mismo problema, los patas con los que están saliendo pues no tiene claros sus sentimientos hacia ellas, porque dicen tener muchas cosas en la cabeza en ese momento.

Será verdad que están tan confundidos con sus sentimientos o simplemente lo único que quieren es sacar la vuelta porque sintieron la presión frente a una decisión que nunca quieren tomar, que es formalizar. Será verdad tanta verborrea, tú me gusta, creo que hasta te quiero, pero no puedo decidir ahora porque tengo muchas cosas en la cabeza.

Espero que esta indecisión no se esparza por el mundo, como parece que está sucediendo. Yo tengo una teoría, será que se están invirtiendo los papeles hombre - mujer, considerando que las mujeres ahora son más directas y tienen más claro lo que quieren en el momento. Frente a esto, los hombres se ven acorralados, ya que antes las pobres esperaban días, meses y años, sin hablar, hasta que el muy zopenco se decidiera a formalizar, y ahora eso ha cambiado o por lo menos está cambiando.

1 comentario:

Victor P. dijo...

Bueno si creo que tienes razón en algo. Pero preguntate por que la presión a formalizar, hablar de formalizar el estar o no con la persona o la formalización del noviazgo?

Es muy distinto. si es de lo primero es muy fácil si no te formalizan y tu te quedas callada es asumiendo que tampoco quieres formalizar, estás aceptando una condición, en la cual cada uno tiene libertad de hacer su vida lo que quiera y si te veo bien y si no, no.

Una buena opción si es que tu realmente no quieres nada con nadie y solo la quieres pasar bien. ¿Que hay de malo que una mujer la quiera pasar bien? pues nada. Aunque la mentalidad trunca y corcha del peruano ( y algunas peruanas ) califique a una mujer que decida pasarla bien como fácil y coqueta.
Ese pensamiento es retrógrado y se tiene que parar, a veces por esa idiosincracia tenemos que dejar de actuar por el temor de la opinión de los amigos y de los dimes y diretes y las consecuencias de la mala imagen propia.
Nacemos solos y así moriremos así que no importe la patota, seamos más individualistas que no te importe el resto. tu eres tu vida, tu eres tu expresión cuando ries, cuando lloras, cuando sientes, cuando corres, cuando gritas, cuando tienes sexo, cuando caminas, cuando piensas. Y nadie te va a quitar ese calorcillo en el pecho de estar satisfecho(a) de besar o agarrarse a la persona que quieres. Es algo tan simple su uno lo ve de la perspectiva correcta pero también se puede volver algo muy complicado