miércoles, 3 de septiembre de 2008





Retomando los temas sociales en el blog, estos últimos días una noticia me llamó mucho la atención. Se trata del que llamaré “libro terruco”, dirigido a los alumnos del quinto de secundaria, el cual ha sido portada de muchos diarios y comentado por especialistas y no tan especialistas.

El libro es del curso de Ciencias Sociales, y fue acusado de tener contenidos que incentivan la apología terrorista. La tira dedo fue la congresista Mercedes Cabanillas, quien pidió la renuncia del vice Idel Vexler. En este contexto, Vexler con cara entre un poco de asombró y de risa, no se sintió tan solo ya que el ministro Chang le renovó la confianza, lo cual era justo y también conveniente; ya que cuando se critica una gestión realizada dentro de un ministerio, el que tiene que responder es el jefe (osea el ministro que terminó en el Congreso) y no el viceministro, como señaló Rodrich en una columna escrita en la víspera.

He tenido la oportunidad de leer dos hojas (220 y 221) del “libro terruco”, las cuales las ponga en el blog para que las evalúen y quizás así me puedan señalar, porqué la verdad yo no encuentro, en qué lugar se hace apología al terrorismo, considerando que apología al terrorismo es ensalzar un accionar subversivo; mientras que, en el texto se critica desde un inicio dicha acción.

Tengo que indicar que el texto es bastante simple y de fácil lectura, es informativo y no contiene opinión, porque eso es lo que se busca que los chicos la generen en el aula. Por ejemplo se indica textualmente que: “Desde 1980, el Perú padeció el flagelo del terrorismo. Los grupos terroristas Sendero Luminoso y el MRTA acabaron con la vida de más de 25 mil personas y provocaron destrozos materiales calculados en 25 mil millones de dólares” y más abajo se señala que Sendero Luminoso inicialmente, atacó comunidades rurales, para luego sembrar el terror contra autoridades civiles, policiales y las clases medias del interior. Que yo sepa las palabras flagelo, atacó, sembrar el terror son de tendencia negativa, por lo tanto no puedan estar ensalzando una acción.

En el texto también se habla de tres gobiernos, el de Belaunde donde se indica que el Ejército no tenía una estrategia apropiada para luchar contra el terrorismo y por ello hubo operativos militares que afectaron a la población. Esto habría generado, según el texto, que se creen las rondas campesinas y los Comités de Autodefensa.

Se señala sobre la política antiterrorista de García, que en 1987 el Ejército multiplicó en la zona de emergencia el sistema de Comités de Autodefensa Civil, lo cual generó que el terrorismo se desplazará a las ciudades. Asimismo se indica que durante la administración de García se creó el GEIN, que se encargaría de ubicar a los principales mandos senderistas para capturarlos.

Respecto al gobierno de Fujimori se menciona que en los años 90 el grupo Colina, conformado por militares en actividad, infringieron graves violaciones contra los Derechos Humanos. También se informa que se dieron medidas muy debatibles como los tribunales sin rostro, se potencializó el servicio de inteligencia, se apoyó con armamento a las rondas campesinas, se promulgó una severa legislación antiterrorista y se promulgó la ley de arrepentimiento. Además se concluye señalando que en 1992, el GEIN logró capturar al cabecilla de Sendero luminoso junto a otros líderes, y más tarde al líder del MRTA, Víctor Polay.

Para mi los datos no carecen de veracidad, incluso han sido transmitidos en informes por la prensa y también por la CVR. Entonces, aún no entiendo por qué la denuncia de Cabanillas, pero ensayaré una respuesta. Yo no creo que Cabanillas haya querido atacar a Chang o a Vexler, que son partidarios del Gobierno; para quedarse con algunos de los puestos o poner más apristas; aunque claro con búfalos y nunca se sabe.

Por el contrario, consideró que esto está detrás del informe de la CVR que cumplió el jueves pasado 5 años de vida, sin tener una respuesta contundente por las autoridades, y justicia para las víctimas y los deudos. Para mi es un globo de ensayo para ver si criticando este texto que contiene datos de la CVR, se puede generar una malversación contra el informe; lo cual es un poco torpe pero puede funcionar. Es evidente que el informe de la CVR es incómodo para el Gobierno y por eso, prácticamente se está desarticulando el Consejo de Reparaciones, con lo cual muchas historias quedarían enterradas y acciones de Gobierno de García y Fujimori cubiertas.

Para culminar, lo que se cuenta en el libro, texto que está bajo el título “La historia de una guerra interna”, es un episodio de la vida del Perú que pasó y que no debe ser olvidado por lo cruento, y por la cantidad de muertes y excesos que tanto el Estado como los grupos terroristas cometieron. Para mi son datos ciertos, que tienen que ser conocidos y compartidos por esta y por las otras generaciones de niños del quintos de secundaria, para evitar así que se vuelva a repetir.

Respecto al almirantisimo Giampietri, quien pide que los libros sean quemados. Hubiera preferido no hacer un comentario de un sujeto tan indolente y que no quiere reconocer que los excesos existieron, y que para que exista una reconciliación primero hay que pedir disculpas. Además un libro es como un amigo, y nunca se quema…

1 comentario:

ELEXTRA dijo...

Básicamente lo que dijo Cabanillas a Althaus fue que en ningún momento se refería a los senderistas o emerretistas como terroristas, cosa que parece ser falsa según la cita textual que presentas.
Lo segundo es que ella afirma que en el texto se le echa la culpa a la pobreza comocausa de la violencia, y que debería culparse a la ideología marxista.
Algo de razón tiene en lo segundo. Pero creo que son las dos cosas, ami parecer. La ideología y más que la pobreza, la profunda desigualdad social y la impotencia de no sentir que alguien escuchaba a los menos favorecidos. Si no se sentían represtandos, era de esperar que escucharan y creyeran en alguien que con una ideología llamativa y seductora, les hacía creer que él sí ls tomaba en cuenta.

Por último, tienes toda la razón: más parece una cortina de humo del APRA para pasar piola frente al hecho de que aun muy poco se ha hecho respecto a la CVR.

Otorongo no come otorongo.